Para empezar, no me andaré con rodeos: el pene de gato tiene espinas que desgarran la vagina de la hembra provocándoles un intenso dolor. Dicho así da la sensación de que la naturaleza no tiene ganas de dotar a los gatos de estímulos placenteros para que se apareen y procreen.

Muchos de vosotros supongo que ya lo sabíais pero, ¿conocíais también el hecho de que el ser humano también tenía espinas en el pene? ¡Pues sí las teníamos! Esto fue en la prehistoria y menos mal que la evolución cambió nuestro ADN y limó un poco las… digamos… asperezas. ¡Bendita evolución! Se cree que fue debido al carácter monógamo de nuestra especie, cosa que el gato no comparte.

En realidad, existen muchos mamíferos cuyo sexo masculino posee esta cualidad tan inverosímil. Aquí podríamos incluir a los chimpancés,  tigres, leones, ratones, leopardos, hienas, linces, etc. En general todos los miembros de la familia felina poseen dichas púas.

Es escuchar la palabra “púas” y todos pensamos en seguida en algo parecido a un peine, un erizo e incluso en el pelaje de un puercoespín. ¡Nada más lejos de la realidad! Vamos a describir un poco mejor cómo son:

 

Pene de gato

 

pene de gato con espinas

 

El pene del gato tiene una forma cónica y en estado de reposo se encuentra recubierto por el prepucio. Tiene una longitud de entorno a los 8/10 mm de largo con 3 zonas claramente diferenciadas: raíz, cuerpo y glande. Éste último está recubierto por una serie de espículas o espinas de 1 milímetro de longitud que son en realidad pelos de queratina endurecida.

Pero estos pelos no vienen “de serie”, aparecen a los 6-7 meses de vida que es cuando el gatito macho alcanza la madurez sexual. Los gatos que son esterilizados antes de esa edad nunca llegan a desarrollar dichas púas ya que éstas son principalmente necesarias para contribuir a la reproducción.

Otra característica sorprendente del pene de gato es que tiene un hueso. ¡Sí, lo has oído bien! Se trata de una pequeña estructura ósea llamada hueso peneano o báculo situado en el interior del pene. Su función principal es permitir la penetración en ausencia de erección.

Este hueso no es exclusivo de este animalito ya que la mayoría de mamíferos, entre ellos el perro, también lo poseen. A los humanos la evolución nos dejo sin hueso. Y si ésta historia evolutiva nos parece poco verosímil siempre podemos recurrir al Mito de Adán, que explica cómo de este hueso de Adán, Dios creó a Eva. Y es que como siempre, religión y ciencia van unidas de la mano :).

 

¿Para qué sirven las espinas en el pene?

 

El apareamiento sexual de los gatos es un ritual doloroso para las hembras. El gato se coloca encima mordiéndole la nuca mientras la sujeta para que no pueda huir. Es entonces cuando el gato introduce el pene con sus púas y rasga las paredes de la vagina de la gata de forma dolorosa. Una vez finaliza la cópula el macho retira el pene causándose dolor incluso a él mismo.

¿un hueso en el pene?Visto lo placentero que resulta todo el acto sexual gatuno casi resulta difícil de creer que no se hayan extinguido ya. Sin embargo, como siempre, la naturaleza tiene un plan. Un plan difícil, pero un plan.

El principal motivo de que el gato muerda el cuello de la gata y le produzca cierto dolor es que esto, unido al raspado vaginal con las espinas del pene, desatan lo que se denomina como “ovulación inducida”. Es decir, las gatas de forma independiente son incapaces de ovular. Necesitan de ese estímulo tan “placentero” para que se desencadene la ovulación. Aunque también es cierto que no siempre se consigue estimular la hormona causante de la ovulación con lo que son varias las veces que se produce la cópula.

La ovulación se produce pasadas 20-50 horas desde el apareamiento y esto hace que coincidan óvulo y espermatozoides en el momento adecuado. Gracias a esto las posibilidades de éxito son mucho mayores. Cabe también la posibilidad de que en ese tiempo de ovulación otros machos copulen con la misma gata raspando también las paredes de la vagina y dejando su esperma. Esto provoca a veces que las camadas de gatitos puedan ser de la misma madre y de distintos padres.

Otro de los fines que tienen las púas es el de evitar que la hembra se escape durante el apareamiento. Existen algunas teorías que apuntan a que los pinchos incrementan el placer sexual del gato y aceleran el orgasmo. Pero son sólo eso, teorías. De momento no sabemos como se lo pasan los gatos mientras copulan.

 

 

Mi gato se lame mucho el pene

 

pene de gato con puasAunque pueda parecer gracioso el título, es algo muy serio que puede provocar o ser consecuencia de algo mucho más grave. Cuando un gato no deja de lamerse sus partes nobles puede implicar serios problemas de salud. Los principales son el Síndrome Urológico Felino (SUF) y las infecciones del tracto urinario, como es la cistitis.

La probabilidad de sufrir alguna de estas enfermedades es más alta en machos que en hembras y más probable en los meses de invierno. El SUF también recibe el nombre de “pene bloqueado” y se debe principalmente a problemas alimenticios, falta de hidratación y vida sedentaria de los gatos.

Considero que es un tema especialmente delicado que viví de primera mano hace unos años y al que dedicaré un post en exclusiva.

 

 

En conclusión, el pene de gato es un gran desconocido para la mayoría de personas. En este caso me cuesta deciros aquello de que lo bueno, si natural, dos veces bueno. Creo que un toque evolutivo haría un poco más placentera la vida de la gata. ¿Qué opináis?

Test. Curiosidades sobre gatos: anatomía

¿Convives con un gato y crees saberlo todo sobre él?¿Te consideras un/a cat lover o amante de los gatos?¿Cuánto sabes realmente sobre ellos? Aquí te dejamos un test de curiosidades sobre gatos para que compruebes tus conocimientos. Sólo necesitarás ir sumando las...

Gatos Manul, expresión en estado salvaje

Impasible ante la adversidad climatológica, permanece agazapado e inmóvil. Simplemente observa a su presa. Sabe de sobra que su velocidad no es su mejor característica y necesita valerse de la sorpresa para poder atrapar a su...

Gato Savannah, el supergato

El gato Savannah, científicamente conocido como Felis Catus x Leptailurus Serval (ó Felis Serval), es un híbrido proveniente de la mezcla de dos gatos, el Serval Africano y el gato doméstico. Los gatos Servales viven en grandes pastos...

Suscríbete a nuestro blog

¡Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This