“¡Ay, cuánto quiero a mi gato!”, es la frase más repetida por la mayoría de humanos que conviven con uno. De ahí que nos parezca increíble que, llegado el período de vacaciones, nos encontremos con un importante incremento de abandono de gatos. ¿Qué pasa, qué se cansan de su compañía?¿Les estorban quizás?¿Dónde quedó todo el amor que al parecer les tenían? Lamentablemente esta gente no sabe qué hacer con un gato en vacaciones y directamente lo abandonan a su suerte.

Este post no es para ese tipo de “seres”. Las personas que abandonan animales no son bienvenidas aquí. Podéis ir en paz. Por lo menos en vuestra paz.

Para el resto, para aquellos que realmente los quieren y sólo buscan una opción temporal donde dejarlos, os queremos dar varias alternativas para que vuestros pequeños no noten tanto vuestra ausencia.

 

 

1. Si tu gato en vacaciones se queda en casa…

 

Los gatos son animales de rutinas y les cuesta adaptarse a nuevos ambientes. De ahí que creamos que estas opciones son las más recomendables para ellos. Opciones donde será nuestro gato quien no se moverá de casa evitando así los estresantes cambios que esto le produce.

 

1.1. Autoalimenta al gato en vacaciones

 

comedero automatico gatos

Aunque quizás sea la opción que menos nos guste, existen ciertos comederos automáticos para ellos, que liberan una determinada cantidad de alimento varias veces al día, y un canal de agua que se regenera para que nuestro gato pueda beber y no se deshidrate. Esto puede sacarnos de un apuro cuando las vacaciones son bastante cortas (hablamos de 3-4 días). Aunque lo cierto es que, como todo aparato inventado por el hombre, éste podría fallar y nuestro pequeño pasaría unos días complicados. Esperad a ver las quejas de vuestro gato cuando volváis a casa. ¡Y qué decir de las cajas de arena! El olor puede ser verdaderamente “intenso”.

En este caso sería preferible que tuvieseis otro amiguito peludo en casa, por el hecho de que no se quede uno sólo. Podrían hacerse compañía y nuestra ausencia se haría más llevadera. También podríais instalar, como caso extremo, una cámara para poder monitorizar así cómo se encuentran nuestros gatos. Pero esto ya lo vemos demasiado paranoico.

Como os decíamos antes, lo mejor sería no tener que escoger esta alternativa y dejarlos solos. Así que ya sabéis, si tenéis otra opción, ésta sería mejor no utilizarla.

 

1.2. Ponle un canguro a tu gato

 

gato canguro

No importa si es tu madre, tu, suegra, un hermano o incluso el hijo de tu vecino. Que tu gato tenga a alguien que lo visite periódicamente para ver si está bien y darle de comer es algo que se agradece y mucho. Y ya si encima se queda un rato a hacerle compañía mejor que mejor. Evidentemente, si es un familiar cercano esta opción te saldrá más económica que si es otra persona, ya que tendrás que pagar algo por las molestias. Lo que si que os recomendamos es que sea alguien de confianza porque puede pasar que volváis y el gato esté bien pero el resto de cosas hayan desaparecido XD.

 

1.3. Contrata a un profesional

 

profesional cuidado gatos

Esta opción quizás sea la más cara dentro de este grupo, donde el gato permanece en casa. Se trata de personas que visitan a nuestros gatos y se encargan de alimentarlos y de asearlos, a parte de hacerles compañía, mimarlos e incluso activarlos un poco mediante juegos. Son personas con una amplia experiencia en el cuidado de gatos y parte del dinero que cobran va destinado, en algunas ocasiones, al cuidado y mantenimiento de gatos que ellos mismos rescatan. Con ellos estaremos tranquilos y seguros de que nuestros mininos notarán un poquito menos nuestra ausencia.

 

1.4. House sitting

 

house sitting gatosAunque es un término más propio de viajeros, podemos incluirlo también aquí. Se trata de “prestar” tu casa a otras personas, normalmente viajeros, de manera gratuita con la única condición de que cuiden de ella, rieguen las plantas y se encarguen de los animales, entre otras cosas. Existen páginas dedicadas exclusivamente a esto en las que la gente crea su perfil y va ganando “confianza” con los comentarios de los dueños de las viviendas en las que han estado. De esta forma puedes sondear qué tipo de “acompañante” van a tener tus gatitos en casa. Ambas partes consiguen un servicio gratuito y beneficioso (ellos no pagan la estancia y nosotros no pagamos los cuidados) y, se presupone, todos contentos. La principal función que buscan estas personas a la hora de ceder su casa es que ésta no parezca vacía a ojos de posibles ladrones. En nuestro caso sería el cuidado de nuestro amiguito ;).

 

 

 

 

 

 

2. Si tu gato sale de casa…

 

Si a pesar de todas las anteriores opciones que os hemos dado éstas no os convencen o no tenéis posibilidad de escoger ninguna, aquí os dejamos otras alternativas donde será vuestro gato quien tenga que salir de casa cuando vosotros os marchéis de vacaciones.

 

2.1. Llevarlo a casa de algún familiar al que conozca

 

gato en vacaciones

¿Quién mejor que tu madre para cuidar a tu gato?¿O quizás tu suegra?¿O un amigo, tal vez? Cualquier persona que vuestro gato conozca será un lugar al que podréis llevarlo sin que el cambio resulte tan traumático. Ya tienen suficiente con que los cambiéis de casa y tengan que volver a marcarla enterita para sentirse a gusto, para que encima tengan que lidiar con una persona a la que no conocen. Y ya no os contamos si ésta tiene otra mascota en casa a la que tampoco han visto en su vida. Puede llegar a ser bastante difícil la reorganización del territorio. Sería conveniente que junto con vuestro minino les dejéis sus pertenencias, como juguetes, su arenero, comedero y su alimento. Principalmente para que tengan algo suyo cerca y no todo les parezca extraño. Personalmente creemos que ésta es la mejor opción dentro de este grupo.

 

2.2. Preséntalo a los amigos que todavía no lo conocen

 

gato de vacaciones

Se trata de la misma opción que la anterior, solo que tu gato no conocerá a su nuevo compañero. No hace falta que os digamos que todo lo visto en el punto anterior es extrapolable a éste. Tan sólo recordaros que puede que al volver de vacaciones vuestro gato pase varios días enfadado con vosotros. Y, por favor, hacedle saber a vuestro amigo que el gato forma parte de vuestra familia y que esperáis que sea tratado como tal. Que se queden con él en casa no es suficiente. Los gatos necesitan cariño y compañía, y no son un mueble decorativo más.

 

2.3. Llevarlo a una residencia

 

residencia para gatos

Mucha gente desconoce qué se esconde realmente detrás de muchas de estas residencias. Y es que están, generalmente, perfectamente adaptadas para perros pero en cuestión de gatos suelen tener demasiadas lagunas. Lo más conveniente sería visitarlas antes e ir sin avisar para poder comprobar de primera mano cómo se encuentran. Las mejores son fácilmente identificables en internet gracias a los comentarios positivos que la gente deja en las redes.

Suelen tener un espacio individual para cada gato y uno en común para los que pueden tolerar la compañía de otros gatos totalmente desconocidos. El lugar debe estar limpio y no oler, estar aireado y con zonas soleadas, e, imprescindible, ser tranquilo. A nadie le gustaría que nuestro gato regresara a casa con un estrés por las nubes gracias a que han pasado días escuchando ladridos o teniendo visitas constantes de gente que no conocen. También es importante hablar con las personas que van a cuidar de él para saber si realmente les gusta lo que hacen y demuestran su amor por los gatos.

En el caso de que nos hayamos decantado por una residencia es necesario informarles de todo lo relacionado con nuestro gato. Enfermedades que ha pasado, si lleva algún tipo de medicación especial, comportamiento, desparasitaciones, vacunas, etc. Como también reservar con suficiente tiempo de antelación.

 

2.4. Viajad con vuestro gato

 

gato haciendo maleta

Si después de todo lo que habéis leído seguís sin tenerlo claro, ¿por qué no viajáis con él? A ver, nadie dice que vaya a resultar fácil puesto que un gato necesita tener controlado su espacio para sentirse seguro, pero tampoco estamos diciendo que sea imposible.

¿Qué necesitaréis?

  • Papeles. Que tenga todas las vacunas y desparasitaciones al día.
  • Microchip. ¿Todavía no se lo habéis puesto? ¿Queréis que se escape y no podáis volver a verlo?
  • Veterinario. No, no necesitaréis llevároslo de viaje también ;). Tan sólo visitarlo antes para que le haga una revisión y para que os informe de si necesita alguna vacuna dependiendo del destino. Podría incluso recetaros algún medicamento para calmarlo durante el trayecto.
  • Transportín. Éste será la zona de confort de vuestro gato durante todo el viaje.
  • Transporte. Preferiblemente coche ya que sois vosotros los que controláis los tiempo y a vuestro gato. Si no es posible y debéis coger autobús, tren, barco o avión, consultad a la compañía si acepta gatos domésticos. Que os den la autorización por escrito en caso afirmativo. También podéis enviar a vuestro amiguito a través de una empresa de mensajería con servicio especial de envío de mascotas asegurándonos de que van a tratarlo lo mejor posible. Para ello deben contar con un veterinario tanto en la salida como en la llegada.
  • Alojamiento. Ya sea un hotel, un apartamento o una casa, que acepten animales. No hay nada peor que hacer que tu gato viaje durante horas para descubrir que no puede hospedarse donde habíais reservado.

 

Una vez llegados a vuestro destino, recordad que necesitará un tiempo de adaptación antes de empezar a explorar su nuevo hábitat. Es completamente normal. Quizás lo mejor sería acostumbrar a nuestros niños a viajar desde pequeños para evitar estos cambios tan bruscos cuando ya tienen cierta edad.

gato en la maleta

 

Y después de todo esto sólo nos queda preguntaros, ¿os atrevéis a viajar con vuestros gatos en vacaciones? Aquí tenéis unos ejemplos de gatos viajeros que sí lo hicieron e incluso son famosos en las redes.

 

 

 

Miau

 

 

 

Toxoplasmosis y embarazo, no le eches la culpa al gato

Tenemos una gran noticia que daros que nos llena de ilusión y que tiene a todos los integrantes de Congdegato como locos de alegría. Y es que estamos embarazados!! Si todo va bien, para Enero de 2017 vendrá al mundo nuestro primer hijo. Y es en este período de...
Leer más

Pene de gato, pene de espinas

Para empezar, no me andaré con rodeos: el pene de gato tiene espinas que desgarran la vagina de la hembra provocándoles un intenso dolor. Dicho así da la sensación de que la naturaleza no tiene ganas de dotar a los gatos de...
Leer más

Beneficios de un gato para tu salud

Si estáis buscando alguna cura milagrosa en base a alguna receta que tenga como ingrediente un gato, podéis ir en paz. Este post no es para vosotros y probablemente este blog tampoco. Para todos los demás que os gustan los gatos como animales de...
Leer más

Suscríbete a nuestro blog

¡Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This