El ser humano, como todos sabemos, es capaz de influenciar en su entorno deformándolo y transformándolo a su antojo. Si bien, un día descubrió al leopardo e intentó domar su lado más salvaje. Fruto de ello nació nuestro protagonista, el Gato de Bengala. Un gato de gran personalidad y una belleza salvaje con el que podríamos perder horas contemplándolo.

El gato de Bengala o gato Bengalí, científicamente conocido como Prionailurus Bengalensis, es un híbrido proveniente de la mezcla de dos gatos, el Gato Leopardo asiático (o Gato Bengala) y el gato doméstico.

De origen estadounidense, fue en 1963 cuando, gracias al ser humano, se cruzaron ambos gatos para dar lugar a esta nueva raza, por lo que podríamos decir que es un linaje relativamente nuevo. La TICA (The International Cat Association) adoptó la raza en el año 1986 y hoy en día ésta es una de las más exhibidas en competiciones de esta asociación. A pesar de todo, todavía existen asociaciones internacionales que no la aceptan y sólo les permiten participar en ciertos shows.

 

 

Características del gato de bengala

 

gato de bengala

 

Clasificado como gato de pelo corto, la característica principal del Gato de Bengala, y por la que esta raza fue creada, es su manto atigrado. Su pelo es corto, espeso y sedoso. Su color varía desde el marfil hasta el naranja, mientras que las manchas, llamadas rosetas, oscilan entre el canela y el negro, aunque el admitido como color básico es el atigrado pardo con manchas (brown spotted tabby).

Se trata de un felino de gran tamaño llegando a pesar entorno a los 5-8 kg en los machos y 3,5 en las hembras.

La cabeza de estos gatos es redondeada y ancha, levemente en forma de cuña y ligeramente más pequeña en proporción al cuerpo, con unas mandíbulas fuertes. La nariz es amplia y grande, de un color teja y perfilada con una delgada línea negra. Los ojos tienen forma almendrada y son de un color amarillo verdoso, permitiéndose el color azul sólo en una variedad de “snow leopard”. Los pómulos son altos y pronunciados. Sus orejas son redondeadas en las puntas y de un tamaño que oscila entre pequeño y mediano.

 

gato bengali

 

El cuello es grueso y musculoso, siendo grande en relación a la cabeza y largo en cuanto al cuerpo. La cola es fuerte y tiene la punta negra. De una longitud mediana.

El cuerpo del gato bengalí es de estructura robusta y musculada, con unos huesos pesados. Dotado de largas y fuertes extremidades que le confieren un aspecto atlético y esbelto. Las patas traseras son ligeramente más largas que las delanteras. Tanto el abdomen como las almohadillas plantares están moteados.

 

 

El “arte” de mezclar gatos

 

Como ya hemos comentado antes, ésta raza proviene de cruzar un gato doméstico con un gato salvaje, el Felis Bengalensis. Pero, ¿cuál es el objetivo que persiguen ciertas personas para hacer esto? Pues no es otro que querer tener un gato doméstico con el aspecto un felino salvaje.

 

gatitos de bengala

 

Con este objetivo se intentaron cruzar varías generaciones obteniendo diferentes resultados. Los gatos que intervenían en los cruces iniciales, las primeras generaciones (F1, F2 y F3), eran considerados como ejemplares fundacionales. No era hasta la cuarta generación (F4) que no empezaban a considerarse como gatos bengalíes. Obviamente, para llegar hasta este punto, era necesario utilizar los gatitos más sociables y cariñosos y mezclarlos con gatos domésticos tales como el Ocicat, Abisinio, Bombay, British Shorthair y, sobre todo, el Mau Egipcio que tiene menos cantidad de genes recesivos en comparación con otras razas.

Esto era lógico si tenemos en cuenta que, de no ser así, podríamos llegar a tener en nuestra casa un gato leopardo cuyo ancestro más lejano es el tigre de Bengala. Probablemente, a la menor muestra de agresividad, tendríamos que salir corriendo.

 

gatos bengali

 

Realmente se trata de ejemplares muy bellos obtenidos gracias a la mano del hombre. De poco sirve ya quejarnos y decir que el milagro de la creación no debería ser un oficio humano. Menos mal que hoy en día ya no está permitido el uso de gatos salvajes para obtener esta raza.

 

 

La salud del gato de bengala

 

gato bengal

 

Al ser una raza de gatos que proviene del cruce de otras dos, lo que llamamos raza híbrida, confiere a ésta el denominado vigor híbrido, lo que significa que tiene una mayor resistencia a muchas enfermedades que sus progenitores.

Aún no siendo habitual, pueden aparecer cuadros de inestabilidad emocional debido a sus genes salvajes. De ahí que se recomienden los gatos bengalíes de cuarta generación que ya tienen afianzados los genes de la domesticación. Por lo demás, tan sólo deberemos preocuparnos de realizar las oportunas visitas al veterinario para mantener su estado de salud.

 

 

Comportamiento del gato Bengalí

 

bengali gato

 

El gato de Bengala es un gran nadador al que le encanta el agua, cualidad heredada de sus antepasados salvajes, al igual que un excelente trepador.

Son gatos con una gran hiperactividad y curiosidad, muy sociables, juguetones, inteligentes y activos. Muy cariñosos y cercanos a los humanos con los que conviven, acompañándolos por la casa y esperándolos en la puerta al volver de trabajar. Pueden compartir espacio perfectamente con otras mascotas tales como perros, gatos e, incluso, hurones. Aunque deberemos tener especial cuidado con pájaros y roedores.

 

gatos bengalies

 

Si nunca se ha convivido antes con un gato, quizás esta raza no debería ser la primera opción. Más que nada porque son gatos que demandan mucha atención diaria, mediante juegos, actividades e interacciones varias. Esto se transforma en un gato enérgico capaz de cometer un sinfín de trastadas. Es más bien recomendable para gente activa y para hogares donde ya conviven otras mascotas.

Su gran lealtad sumada a su inteligencia hacen que puedan ser amaestrados para responder a ciertas órdenes de forma similar a como lo haría un perro. Algunos emiten sonidos extraños semejantes a un ladrido. La esperanza de vida es aproximadamente de unos 13 años.

 

 

Cuidados del gato Bengalí

 

gato bengala

 

El gato de Bengala, como la mayoría de gatos de pelo corto, apenas necesita cuidados para mantener su aspecto en perfectas condiciones. Son gatos perfectamente autosuficientes para mantener su aseo personal.

Como única cosa a tener en cuenta en cuanto a su aseo es que producen más cerumen en las orejas que otras razas, por lo que deberemos limpiar sus oídos periódicamente. Lo más importante será mantener al día sus vacunas y administrarle una rica y variada alimentación con un pienso de buena calidad.

Algunos expertos advierten del peligro de esta raza de supergatos que algunos criadores están explotando intentando acercar el lado salvaje de los felinos a nuestros hogares ya que esto podría ser peligroso. No obstante, al no estar permitidos los gatos de una generación menor a la cuarta, suelen ser gatos perfectamente socializados acostumbrados al contacto humano y que conviven perfectamente con otras mascotas.

A parte del gato de Bengala, también existen otras razas de supergatos como son los Savannah. Por si os interesa aquí tenéis un artículo que escribimos sobre ellos: Gato Savannah, el supergato.

 

 

Gato Bengali precio

 

Existen diferentes precios dentro de esta raza ya que no todos los gatitos tienen las mismas características ni calidades. Éstos se clasifican en función de si van a ser “utilizados” como animales domésticos o si están destinados a exhibiciones o a la crianza. De ahí que los precios oscilen entre los 500 y los 1.500€. Aunque, por supuesto, siempre existen precios superiores.

 

gato bengali precio

 

¿Cómo elegir el mejor criadero de gatos bengalíes? Siguiendo una serie de pequeños consejos os resultará fácil separar a los auténticos profesionales de los que sólo buscan llenar sus bolsillos:

  • Presencial vs online. Por mucho que os aseguren que el gatito es de calidad, comprar por internet sin verlo antes es sinónimo de liebre por gato. Visitad el criadero si podéis, sus instalaciones, el estado de los gatitos, etc. Quizás este sea el más importante de todos los consejos.
  • Conocimiento vs ignorancia. Norma no escrita: quien vende gatos de una raza debe ser conocedor de dicha raza. Si el criadero no es capaz  de dar información o o ésta tiene lagunas, desconfiad. Probablemente haya cruzado gatos de Bengala con Dios sabe qué.
  • Pedigree barato vs pedigree caro. Si queréis que os faciliten el pedigree de vuestro gato y os aseguran que es muy caro obtenerlo, lo mejor que podéis hacer es salir de allí sin el gato. Es mentira que sea caro, lo único que sí es caro es que el criadero tenga que estar en regla para que os lo puedan dar.
  • Documentado vs indocumentado. Os tienen que dar toda la documentación necesaria del gatito. Como es la cartilla veterinaria, que esté desparasitado, que tenga las vacunas al día, las revisiones veterinarias, etc.
  • Referencias vs ir a ciegas. Hoy en día internet tiene toda la información necesaria para saber si un criadero es bueno o está vendiendo gatos con, por ejemplo, enfermedades. Leed lo que opina la gente. Seguro que os ayudará a decidiros.

Recordad también que el gatito no se debe separar de su madre antes de las 12 semanas de vida. Necesita estar con ella y completar su proceso de socialización.

 

bengal gato

 

En conclusión, el gato de Bengala es un gato obtenido gracias a la mano del hombre con la intención de poder tener un leopardo en casa sin que éste le devore. Un increíble gato de aspecto salvaje pero con un comportamiento dulce y cariñoso.

Sin duda un capricho del que entendemos perfectamente que algunos se enamoren, aún sabiendo que siempre es preferible adoptar un gatito antes que comprarlo. Recordad que lo bueno, si es natural, dos veces bueno.

 

 

 

Miau

Gatos viajeros, gatos aventureros

Todos sabemos lo independientes que son los gatos en general. Son animales a los que, de vez en cuando, les gusta tener su espacio y disfrutan pasando algún tiempo en soledad (normalmente durmiendo). Esta falta de dependencia hace que sean las mascotas ideales para la...
Leer más

¿Por qué odiamos a los gatos negros?

Si eres de las personas que odian a los gatos negros por alguna superstición o creencia permítenos abrirte los ojos. Existe una cura para lo que tienes y se llama conocimiento. Y como encima el saber no ocupa lugar, seguirás teniendo la...
Leer más

Gato Maine Coon, el más grande de entre los grandes

Conocido por muchos como "el gigante amable", el gato Maine Coon es el Goliat de los gatos, donde todo lo que tiene de grande lo tiene de bondadoso, sereno e independiente. Fiel compañero de todo aquel que sepa respetar su espacio vital y no le imponga demasiados...
Leer más

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Suscríbete a nuestro blog

¡Gracias por suscribirte!