Tenemos una gran noticia que daros que nos llena de ilusión y que tiene a todos los integrantes de Congdegato como locos de alegría. Y es que estamos embarazados!!

Si todo va bien, para Enero de 2017 vendrá al mundo nuestro primer hijo. Y es en este período de gestación cuando, al dar la noticia a familiares y amigos, muchos te sueltan un “¿qué vais a hacer con los gatos?”. “¿Cómo?”, preguntas con cara de asombro. Y es entonces cuando te das cuenta de que todavía, a estas alturas, existe mucho desconocimiento sobre nuestros amiguitos y el embarazo. Un gran número de personas siguen convencidas de que vivir con un gato y estar embarazado son dos cosas incompatibles.

Por todo esto, y porque queremos derribar uno de los grandes mitos que existen en contra de los gatos, hemos querido escribir este post. Para ayudar a todas esas madres y padres que se encuentran con la duda de qué hacer con ellos durante esta etapa. Por increíble que parezca, miles de gatos son abandonados cada año únicamente porque un amigo, familiar, e incluso un médico, nos ha recomendado deshacernos de nuestros pequeños.

 

que es la toxoplasmosis

 

Que los gatos son la principal fuente de contagio de la toxoplasmosis es la mayor falacia que has podido escuchar sobre nuestros amiguitos. Y si no te lo crees, sigue leyendo.

 

 

Qué es la toxoplasmosis

 

Se trata de una enfermedad causada por un parásito unicelular, llamado Toxoplasma Gondii, que afecta a todas las especies de sangre caliente incluidos los humanos. Más del 30% de la población mundial está infectada aunque muchos de nosotros lo desconocemos. Este parásito se encuentra en productos como la carne y verduras, el polvo, la tierra y la arena sucia que utilizan los gatos en el hogar. Se considera una zoonosis, es decir, que la única forma de transmisión es a través de los animales a los seres humanos mediante diferentes vías de contagio, como puede ser la ingesta de alimentos contaminados o la manipulación de las heces de los gatos. Éstos a su vez, se contagian al ingerir carne cruda infectada o al cazar aves o pequeños roedores.

 

toxoplasmosis gondii

 

 

A qué personas afecta la toxoplasmosis

 

Por lo general, ésta apenas muestra sus síntomas en personas con un sistema inmunológico sano pudiendo pasar por una simple gripe. Eso sí, puede provocar serios problemas de salud en mujeres embarazadas y personas inmunodeprimidas, tales como enfermos de SIDA, personas que están recibiendo quimioterapia, enfermos de leucemia o que han sido sometidos recientemente a un transplante de órganos. También son proclives a desarrollar esta enfermedad, en su forma más severa, los niños de madres que se infectaron por primera vez durante el embarazo.

 

toxoplasmosis sintomas

 

 

Toxoplasmosis síntomas

 

La toxoplasmosis en humanos puede presentarse de formas diversas y en distintos grados. En los casos más leves, como ya hemos comentado, apenas pueden pasar por una gripe, algún dolor muscular u ocular e incluso no presentar síntomas. En los casos más graves, pueden provocar neumonía, daños cerebrales, oculares e incluso dañar a otros órganos. Mención especial tiene el caso de las mujeres embarazadas, donde esta enfermedad puede causar abortos, malformaciones en el feto y muertes neonatales.

La severidad del Toxoplasma Gondii durante la gestación varía en función de la edad del feto, siendo mayores las infecciones contraídas durante el primer trimestre de gestación. También es cierto que a menor edad gestacional, más difícil es para el parásito atravesar la barrera placentaria. No obstante, si la mujer embarazada hubiera sido infectada previamente a la gestación nunca se produciría el contagio al feto, debido a que poseería anticuerpos que lo protegerían.

 

toxoplasmosis en el embarazo

 

 

Cómo se transmite la toxoplasmosis

 

Las principales vías de contagio del Toxoplasma Gondii son orales, ya sea de forma directa como indirecta por medio de las manos:

  • A través del consumo de carne cruda, o poco hecha, y verdura mal lavada que estén contaminadas. O estando en contacto con utensilios que hayan sido utilizados para manipular dichos alimentos.
  • A través de las heces del gato, ya sea manipulándolas con las manos o tocando algo que haya estado previamente en contacto con ellas.
  • Bebiendo agua contaminada de Toxoplasma Gondii
  • Aunque menos frecuente, mediante transplantes de órganos o transfusiones de sangre ya infectados.

 

que es toxoplasmosis

 

 

Cómo prevenir la toxoplasmosis

 

Como ya sabéis, más vale prevenir que curar. Así que lo mejor para evitar el contagio es tomar una serie de prevenciones, como son:

  • Cocinar bien las carnes de forma que éstas no queden crudas.
  • Lavar bien la verdura antes de consumirla. En el mercado existen productos especiales para esto, como por ejemplo la Amukina.
  • Lavarnos bien las manos después de cocinar y manipular cualquiera de estos alimentos. Así como los utensilios y superficies utilizadas para cocinarlos.
  • Pedir a otra persona que manipule las heces de nuestros gatos para evitar un posible contacto o, en caso de no ser posible, utilizar guantes y lavarnos bien las manos. Sería también recomendable cambiar la arena de los gatos frecuentemente.
  • Alimentar únicamente a nuestro gato con pienso o comida enlatada, nunca con carne cruda, por lo menos durante el embarazo.
  • Evitar que nuestro gato salga de casa o que cace para prevenir un posible contagio.
  • Utilizar guantes si tenemos que trabajar en el jardín en particular o con la tierra en general.

 

toxoplasmosis tratamiento

 

 

La toxoplasmosis y los gatos

 

El toxoplasma Gondii utiliza al gato como huésped intermedio. Éste se infecta al ingerir carne cruda contaminada, tierra en similares condiciones o bebiendo agua contaminada. Tanto el gato, como toda su familia felina, son los únicos animales que eliminan este parásito, y lo hacen a través de las heces. El resto de animales lo portan en su cuerpo sin llegar a expulsarlo, de ahí que podamos contagiarnos si comemos su carne sin haberla cocinado bien previamente.

Si un gato se contagia lo normal es que lo haga una única vez en toda su vida (se han dado casos excepcionales de segundas infecciones pero esto es algo muy atípico). Por lo tanto, es exclusivamente durante esa primera exposición que un gato elimina a través de sus heces el parásito en forma de ooquistes (microorganismos reproductores), y sólo durante las 2 primeras semanas que esté infectado. Pero, por si eso no fuera suficiente, estos ooquistes sólo son transmisores a partir de las 24 horas, que es cuando se abren, y hasta los 5 días. Después de dicho período dejan de ser agentes infecciosos. Sería lógico pensar que con mantener la arena de los gatos limpia diariamente sería suficiente para evitar un posible contagio.

 

toxoplasmosis embarazo

 

Llegados a este punto, es comprensible imaginar que para que un gato nos transmita el parásito tienen que darse una serie de factores altamente improbables. Que nosotros sepamos, nadie incluye en su dieta las heces de gato :). Y para más inri, lo más lógico es que nuestro gato ya haya pasado la toxoplasmosis o que, si no sale a la calle y come comida comercial, no llegue a pasarla en su vida.

 

 

La toxoplasmosis en el embarazo

 

Si estás esperando un hijo suponemos que tu ginecólogo ya te debe haber informado sobre la Toxoplasmosis. Sabrás que existe una prueba rutinaria para detectar si la tienes o si ya la has pasado. Si estás dentro del segundo caso, puedes despreocuparte por completo. Por mucho que los alimentos, verduras, gatos y animales la tengan, a ti no te afectará. Por el contrario, si la estás pasando durante el período de gestación, consulta con tu médico. Existen una gran variedad de fármacos que te ayudarán a minimizar los posibles efectos en el feto.

La madre transmite la toxoplasmosis al feto a través de la placenta pero sólo el 40% de las mujeres contagiadas durante el embarazo derivan en un feto con malformaciones, abortos y muertes neonatales.

 

toxoplasmosis embarazo

 

En conclusión, tenemos más posibilidades de sufrir un accidente de tráfico que contagiarnos de toxoplasmosis a través de nuestro gato. Que mucha gente utilice esto como excusa para deshacerse de ellos nos parece bastante lamentable. Con tan sólo consultar un poco de información en la red nos daremos cuenta de lo injusto que es que nuestros gatos paguen por nuestro desconocimiento.

A parte de esto, estaríamos privando a nuestro futuro hijo de crecer al lado de un gran amigo, nuestro gato. Como ya comentamos en otros post, existen muchos beneficios para la salud que nos aportan nuestros pequeños. Aquí os dejamos el artículo por si os interesa descubrirlos: Beneficios de un gato para tu salud.

Así que ya sabéis, la próxima vez que un ginecólogo os diga que tenéis que deshaceros del gato, empezad por cambiar de médico ;).

 

 

 

Miau

Soñar con gatos

Anoche soñé contigo y hoy me gustaría recordar que tan bello fue aquel sueño que la mañana acabó por borrar.   Soñar con gatos, ¿quién no ha soñado alguna vez con ellos? Suponemos que muchos de vosotros lo ha hecho pero, ¿cuántos recordáis ese sueño?¿Cómo eran...
Leer más

Test. Curiosidades sobre gatos: comportamiento

¿Cuánto sabes sobre gatos? Si convives con uno de ellos probablemente conocerás muchos de sus secretos. Pero lo cierto es que existen una serie de curiosidades sobre gatos que no son tan conocidas. Te presentamos un test que trata sobre el comportamiento de nuestros...
Leer más

Cómo superar la muerte de un gato

Mi cabeza no hacía más que recordarme ese momento. Me imaginaba llegando a casa después de trabajar, abriendo la puerta y esperando a ese pequeño amiguito que durante tantos años, todos y cada uno de sus días, me...
Leer más

Suscríbete a nuestro blog

¡Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This