Si hay una palabra que resuma a la perfección al gato Persa, ésta es “peluche“. Abrazar a un gato de esta raza es sentir en nuestras manos algo suave y esponjoso, que apetece acariciar a todas horas. Y que conste que lo decimos con conocimiento de causa. Nuestros dos gatos pertenecen a dicha raza y algo sabemos sobre todo esto ;).

El gato Persa es la raza más archiconocida del mundo. Hasta hace pocos años, el 75% de los gatos con pedigree registrados pertenecían a ella. Una raza muy unida al ser humano a lo largo de los siglos. Con infinidad de mezclas que han dado origen a otras variantes también muy conocidas.

Permitidnos mostraros estos increíbles gatos que han llenado de pelos nuestras vidas y nuestros corazones. Mininos de carácter tranquilo aún con sus locuras en ciertos momentos del día.

Historia del gato Persa

 

Existen diversas teorías sobre el orgien del gato Persa. Como que fueron introducidos en Asia siendo originarios de Siberia, pasando porque son debidos a una mutación de los gatos de pelo corto que vivían en el Este, e incluso hay alguna que dice que son descendientes directos del gato de Pallas (por si no sabéis que raza es esta aquí os dejamos este post donde lo explicamos todo sobre el gato Manul). Pero como ya hemos dicho, son sólo teorías. Lo que sí sabemos a ciencia cierta es que fue el viajero Pietro Della Valle quien los trajo desde Persia (actual Irán) hasta Europa en el año 1620, concretamente a Italia. Evidentemente, esta raza ya existía mucho antes pero fue en Europa donde se registró por primera vez.

gato-persa

A partir de ese año se fue propagando su fama y belleza llegando a Francia, en primer lugar, y Gran Bretaña más tarde. La aristocracia y, sobre todo, la monarquía, tomaron esta raza como símbolo de su status social y era fácil verlos en su compañía.

Pero no fue hasta el siglo XIX, a razón de que la reina Victoria de Inglaterra tuviera dos de estos ejemplares, cuando esta raza alcanzó su máximo esplendor y fama internacional.

Durante estos años el gato Persa se cruzó con el Angora Turco, proveniente de Angora (actual Ankara) en Turquía, de aspecto más pequeño y pelaje blanco y sedoso, y que era el más cotizado en Europa. El Persa no tardó mucho en desbancar a éste último como raza predilecta. El actual gato Persa proviene de el desarrollo que se hizo en Inglaterra a finales del siglo XIX mezclando estas dos razas.

Suponemos que os estaréis preguntando cómo podemos diferenciar hoy en día a un Persa de un Angora. Es sencillo, principalmente porque la cabeza del Persa es redonda frente a la forma de cuña que tiene el Angora. Otra característica que también los diferencia es su pelaje. El Persa tiene una especie de lana debajo del largo pelo que lo recubre mientras que el Angora tiene una textura diferente.

En la actualidad, mucha gente piensa en el gato Persa como el gato que tiene la nariz chata y entre los ojos, conocido como “Peke faced“. Ésta es una de las variantes que se desarrolló a partir de una mutación genética recesiva y espontánea a finales de los años 50. El nombre se lo pusieron del perro pequinés por tener una cara similar. Este tipo es considerado como el estándar por la CFA. Sin embargo, la TICA tiene unas especificaciones mucho más amplias para referirse al gato Persa no siendo necesario el que tengan la cara aplanada.

En la década de los 90, a algunos criadores americanos les dio por conseguir gatos Persas extremos (Peke Faced extremo). Son gatos con un rostro todavía más plano y la nariz más hundida. Esto provocó que los gatos tuvieran problemas respiratorios y lacrimales. Gracias a Dios muchos criadores responsables acabaron por abandonar esta rama.

 

 

Características del gato Persa

 

Clasificado dentro de la familia Felis Silvestris Catus como gato de pelo largo, es precisamente ésta su característica principal: su abundante pelaje. Hoy en día la Asociación Internacional Felina (TICA) reconoce 13 tipos dentro de la raza de gato Persa dependiendo de su cabeza, pelaje, color y tamaño. De ahí que sea difícil dar unas características específicas para toda la raza. Como curiosidad os diremos que desde que se empezaron a criar hasta hoy han aparecido más de 150 variaciones. ¡Casi nada!

estandar-gatos-persas

Caracterizado también por tener una cara redonda y un hocico corto, que en algunas variantes queda a la altura de los ojos (en los Peke Faced), estos varían dependiendo del tipo de persa que sea. Con unos ojos redondos y expresivos que admiten muy diversos colores. Posee una cabeza redonda y maciza, de cráneo ancho, con unos pómulos fuertes y prominentes. Las orejas son pequeñas, redondeadas y con penachos de pelo en las puntas. El cuello es ancho y corto.

De un tamaño entre mediano y grande, compacto y corto, el gato Persa es un gato de amplias caderas y hombros con piernas musculosas y gruesas. De estructura ósea más bien robusta. La cola es corta pero bien proporcionada, con un pelaje denso. El cuerpo que más identifica hoy en día a esta raza es el Corby, de patas pequeñas y gruesas.

tipos-de-gato-persa

Para poder diferenciar tanta variedad dentro de la raza, se establecieron 4 grandes grupos según el color de su pelaje:

  • Monocromos. Como su mismo nombre indica, poseen todo el cuerpo de un único color. Ya sea sólido o diluido.
  • Gen I. Con una parte de su pelaje despigmentado. Aquí podríamos incluir los chinchillas (cameo, cream y blue-cream), sombreados (golden y silver) y ahumados (tricolores y black smoke tortie).
  • Gen C. Provenientes de la mezcla con el gato Siamés, estos poseen un color más oscuro en la parte de la nariz, orejas, cola y patas.
  • Gen A.  Son los gatos que presentan marcas salvajes en su pelo. Incluimos aquí los colorpoint, solid, tabby, bicolor, shaded/smoke y silver/golden. Este gen es perfectamente combinable con los otros tres anteriores.

 

 

 

El “arte” de mezclar gatos

 

Como ya hemos comentado antes, la raza actual de gato Persa proviene de mezclar un Persa con un gato de Angora. Si bien es cierto, a lo largo de los siglos se han hecho otros cruces que han dado lugar a otras razas que provienen de ésta. Estamos hablando de, por ejemplo, el gato Himalayo o Colorpoint de pelo largo, cruce de Persa y gato Siamés. Aún hoy en día existen organizaciones internacionales que incluyen a esta raza dentro del Persa.

persa-exotico-vs-persa-himalayo

Otro ejemplo lo tenemos con el gato Exótico, cruce de un gato Persa y un gato de pelo corto o Shorthair. Siendo reconocido de igual forma que el Himalayo por las organizaciones. Con características muy similares al Persa pero con un pelaje semilargo.

Estos dos ejemplos, unidos a la gran variedad que existe ya de por sí dentro de la raza Persa, nos da a entender que a los humanos nos encantaba y nos sigue encantando el mezclar y mezclar. Debería de haber un organismo que realmente fuera competente para evitar que esto siguiera pasando. Quizás hubiéramos evitado cosas como lo del Persa Peke Faced extremo, que os detallamos a continuación. Simplemente lamentable.

 

 

 

La salud del gato Persa

 

Para empezar, no nos vamos a andar con rodeos, el gato Persa Peke Faced suele tener graves problemas de salud. Además de los ya mencionados problemas respiratorios y lacrimales, aquí os dejamos otros no menos importantes: párpados plegados hacia dentro que provocan lagrimeo, dolor, infecciones y daños en la córnea; problemas en la piel, maloclusión, dificultades para concebir, etc. Auténticas aberraciones de la naturaleza. Y no, no nos referimos a los mininos, nos referimos a las personas que están detrás de todo esto.

fotos de gatos persas

Fuera de todo lo anterior, para un gato Persa normal (y decimos normal para todo lo que consideramos un gato saludable) existen una serie de problemas de salud o enfermedades a las que esta raza es más propensa:

  • Enfermedad renal poliquística (PKD). Es la causante de la insuficiencia renal en gatos adultos. Afecta a los riñones produciendo quistes en ellos que desencadenan en fallos renales. Un diagnóstico precoz puede evitar problemas mayores. Cuidado!, más de una tercera parte de la población persa la padece en algún momento de su vida.
  • Cardiomiopatía hipertrófica (MCH). Aunque es común a todos los gatos, suele ser hereditaria en el gato Persa. La enfermedad provoca un engrosamiento de la cámara izquierda del corazón llevando, en algunos casos, a la muerte. Un 10% de los gatos Persas la padecen.
  • Bolas de pelo. Probablemente se trate de la raza que más bolas de pelo genera debido a su largo pelaje. Una buena alimentación y, sobre todo, un cepillado periódico ayuda bastante a subsanar este problema.
  • Soprepeso. Sobre todo al esterlizar a nuestro gato. Es recomendable darle una dieta saludable y controlar su comida para evitar males mayores.
  • Seborrea oleosa. Piel grasienta y escamosa
  • Desbordamiento del conducto lacrimal. En el caso de que notemos que no deja de llorar probablemente se deba a que tiene el conducto lacrimal desbordado.
  • Cálculos urinarios. Lo que nosotros conocemos como piedras, es algo muy común entre gatos Persas con sobrepeso.
  • Displasia de cadera. Suele afectar a gatos grandes como el Maine Coon y Persas de gran tamaño.

 

 

Comportamiento del gato Persa

 

Generalmente, el gato Persa posee un carácter sociable y muy tranquilo, siendo fácil la convivencia e incluso aceptando a otro compañero felino. Suelen elegir a un miembro de la familia al que prestan toda su atención, pero antes será necesario ganarse su confianza y respeto.

persa-gato

Son gatos más bien callados (aunque damos fe de que con nosotros convive uno que no calla XD) a los que apenas escucharemos maullar, salvo cuando se encuentren asustados o en problemas. Son inteligentes, dóciles y por supuesto, cómo no, son grandes dormilones. Les encanta pasar horas y horas durmiendo.

Por la historia que lleva consigo esta raza junto a el hombre, podríamos decir que ha sido este último quien lo ha creado. De tal forma que se ha transformado en un gato con pocos recursos para enfrentarse a una vida en la calle. Podemos afirmar entonces que es estrictamente de interior.

 

 

Cuidados del gato Persa

 

Gracias a su apacible temperamento, los cuidados del Persa son a menudo bastante sencillos. Lo cual no quiere decir que no sean necesarios.

gatos-persas

Desde un cepillado diario, imprescindible para evitar nudos en su pelaje y formaciones de bolas de pelo en el estómago. Para lo que podemos utilizar dos tipos de peine, uno de carda y otro de cerdas más anchas para desenredar. Evitar, por supuesto, los cepillos de nylon con los que lo único que conseguiréis es crear la suficiente energía estática como para erizar el pelaje de vuestro gato y darle forma de pompón XD. Como tienden a mudar su pelaje en temporadas, sería conveniente que en estos períodos se les peinara con una mayor frecuencia para evitar tener pelos por toda la casa. Es más que aconsejable suministrar malta a nuestro gato para evitar las temidas bolas de pelo.

En cuanto al baño, existen criadores que recomiendan hacerlo cada 6 meses y otros que lo aconsejan cada dos semanas (para gustos, colores). Lo que si bien sí es seguro es que debemos lavarlos con agua templada y utilizar champús especiales para su pelaje y secarlos a conciencia con una toalla para evitar que se resfríen. Si el gato lo soporta, sería conveniente utilizar también un secador a una temperatura media.

persa-gato

Especial atención debemos de llevar con las comidas, sobretodo si el gato ha sido castrado. El gato Persa es un gato propenso a engordar tras someterse a la esterilización. Importantísimo controlar su dieta para evitar males mayores. Sería conveniente jugar con él diariamente para mantenerlo algo activo y ayudar así a equilibrar su organismo. No debemos olvidar limpiarle también los ojos y oídos con toallitas especiales que podremos encontrar en clínicas veterinarias y tiendas de animales.

Son gatos que suelen vivir de en torno a los 15 y 20 años, siempre y cuando reciba los anteriores cuidados mencionados en su justa medida. El período de gestación del gato Persa es de 64 días aproximadamente y suelen tener camadas de 2 a 3 crías únicamente.

 

 

Gato Persa precio

 

Si has llegado hasta aquí, probablemente ya hayas visto en internet la cantidad de precios diferentes que hay para comprar un gato Persa. No te preocupes que te vamos a aclarar un poco las ideas. Existen diferentes precios dentro de esta raza ya que no todos los gatitos tienen las mismas características ni calidades. Éstos se clasifican en función de si van a ser “utilizados” como animales domésticos o si están destinados a exhibiciones o a la crianza. De ahí que los precios oscilen entre los 200 y los 1.500€. 

gato-persa-precios

¿Cómo elegir el mejor criadero de gatos Persas? Siguiendo una serie de pequeños consejos os resultará fácil separar a los auténticos profesionales de los que sólo buscan llenar sus bolsillos:

  • Presencial vs online. Por mucho que os aseguren que el gatito es de calidad, comprar por internet sin verlo antes es sinónimo de liebre por gato. Visitad el criadero si podéis, sus instalaciones, el estado de los gatitos, etc. Quizás este sea el más importante de todos los consejos.
  • Conocimiento vs ignorancia. Norma no escrita: quien vende gatos de una raza debe ser conocedor de dicha raza. Si el criadero no es capaz  de dar información o o ésta tiene lagunas, desconfiad. Probablemente haya cruzado gatos Persas con gatos sin raza.
  • Pedigree barato vs pedigree caro. Si queréis que os faciliten el pedigree de vuestro gato y os aseguran que es muy caro obtenerlo, lo mejor que podéis hacer es salir de allí sin el gato. Es mentira que sea caro, lo único que sí es caro es que el criadero tenga que estar en regla para que os lo puedan dar.
  • Documentado vs indocumentado. Os tienen que dar toda la documentación necesaria del gatito. Como es la cartilla veterinaria, que esté desparasitado, que tenga las vacunas al día, las revisiones veterinarias, etc.
  • Referencias vs ir a ciegas. Hoy en día internet tiene toda la información necesaria para saber si un criadero es bueno o está vendiendo gatos con algún tipo de enfermedades, por ejemplo. Leed lo que opina la gente. Seguro que os ayudará a decidiros.

Recordad también que el gatito no se debe separar de su madre antes de las 12 semanas de vida. Necesita estar con ella y completar su proceso de socialización.

gatito-persa

Aunque no es muy frecuente encontrarlos allí, podéis visitar refugios y protectoras de animales. Evidentemente, si encontráis alguno se tratará de un gato ya adulto. Lo que no significa que no necesite también de nuestro amor y compañía.

 

 

En conclusión, el gato Persa es un gato que ha sido mezclado y remezclado por el hombre a través de los siglos intentando obtener un gato cada vez más increíble. Gracias a eso han conseguido que éste no disponga del natural instinto felino de supervivencia y le sea bastante difícil sobrevivir en la calle.

Sin duda se trata de un capricho del que entendemos perfectamente que algunos se enamoren, aún sabiendo que siempre es preferible adoptar un gatito antes que comprarlo. Recordad que lo bueno, si es natural, dos veces bueno.

 

 

 

Miau

Gato Savannah, el supergato

El gato Savannah, científicamente conocido como Felis Catus x Leptailurus Serval (ó Felis Serval), es un híbrido proveniente de la mezcla de dos gatos, el Serval Africano y el gato doméstico. Los gatos Servales viven en grandes pastos...
Leer más

Las mejores apps para gatos

¿Queréis saber cuáles son las mejores apps para gatos de este año 2016? Hemos estado buscando y probando toda clase de aplicaciones para nuestros amiguitos y, la verdad, existen decenas y decenas. Si bien es cierto, no todas están dedicadas a ellos, ya que muchas...
Leer más

Gatos sin pelo, el gato Sphynx

Rodeados desde sus orígenes de una cierta polémica debido a su aspecto, los gatos sin pelo, en concreto el gato Sphynx o gato Esfinge, son para sus detractores gatos con cara de serpiente y orejas de murciélago. Un total desconocimiento de lo...
Leer más

Suscríbete a nuestro blog

¡Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This