Probablemente seas de los que ya sabes si tu gato te quiere o no, ya que es más que evidente que así es. O por lo menos eso crees, ya que tu gato siempre está contigo, te busca, se comunica, o bien, por el contrario, te suelta miradas penetrantes en un tono de “ni te me acerques”.

Para toda esa gente que todavía no tiene muy claro en que lugar posicionarse respecto al cariño de su gato, hemos querido escribir este post. Personas que intuyen que sus gatos pueden quererles, a veces, pero que en ocasiones dudán de ello y les encantaría tener, de boca de sus pequeños, una respuesta a la pregunta de “me quieres o no me quieres?”.

Aquí os dejamos 10 puntos infalibles para saber si lo de vuestro minino es amor sincero o más bien “por el interés te quiero Andrés”:

 

 

 

 

1. A caballo regalado no le mires el diente

 

Como punto número uno de nuestra lista tenemos los regalos gatunos. Y os estaréis preguntando, ¿regalo?¿de mi gato? Pues sí. Si vuestro pequeño os trae lo que caza, ya sean ratones, saltamontes, ranas, pájaros y bichos en general; os está ofreciendo comida. Sabe de sobra que sois muy malos cazando e intenta cuidaros de esta forma. Si pudiera hablar os diría que si no fuera por él ya os habríais muerto de hambre. Así que ya sabéis, retened las ganas de chillarles cuando veáis un bicho muerto en vuestra cama y agradecedle tan sincera muestra de amor gatuno. Si por el contrario no tenéis “premio”, no desesperéis, quedan 12 puntos más para saber si sois amados ;).

tu gato te quiere

 

 

 

2. Con las manos en la masa

 

No, no es que vayas a pillar a tu gato haciendo algo malo. Nos referimos a cuando los gatos usan sus patas delanteras y, en especial, sus uñas para amasar una superficie alternando entre una y otra pata de manera constante. Pues bien, si tu gato te “amasa” es una de las principales maneras que tienen de quererte. Es una forma de devolverte el cariño que les das. Con ese contacto de sus almohadillas en ti está dejando claro que te quiere y que le perteneces. Si bien esto puede llegar a resultar doloroso en ocasiones, ya que no miden bien hasta donde introducen las garras. Una opción para poder solventar esto es colocar una superficie un poco más gruesa entre sus patas y tu para evitar ese profundo contacto. Aunque si os somos totalmente sinceros no cambiaríamos esa sensación de sentirnos queridos por ellos por nada del mundo :).

gato-masaje

 

 

 

3. Acoplamiento perfecto

 

Aunque parezca mentira, seguimos hablando de gatos. Y es que cuando un gato arquea su lomo al pasar nuestra mano sobre él, de forma que parece acoplarse perfectamente a ella como anillo al dedo, es en ese momento cuando el gato te está dando señales de que le gusta lo que haces. Es una forma un tanto peculiar de decir un “quiero que no pares”. Y, aunque no denote del todo cariño hacía ti, ten por seguro que si no te quisiera no te dejaría ni rozarlo. Así que aprovecha, si un gato se deja acariciar así es que eres especial para él.

acariciar-al-gato

 

 

 

4. Toma cabezazo!

 

Como sabéis, los gatos marcan su territorio con unas glándulas que segregan a través de ciertas partes de su cuerpo. Pues bien, una de estas partes es la cabeza. Ya sea frotándose como dando pequeños golpecitos contra ti, son señales de que tu gato te está marcando y que reclama tu atención. ¡Así que enhorabuena!, acabas de pasar a formar parte de sus propiedades. Te ha marcado como a una res y ya llevas su sello y su visado para poder vivir en sus tierras. Recuerda que todo lo tuyo deja de ser tuyo al convivir con un minino. Ahora es él el que manda y tú sólo pagas las facturas. Bueno, seamos un poco más suaves ;), si se frota contra ti con su cabeza, ya sean bigotes, boca o cabeza; significa que te acepta en su familia y que te quiere, y punto. Lo demás son meras conjeturas que nos llevan a pensar que los gatos quieren dominar el mundo, aunque no existen pruebas reales sobre esto.

cabezazos-de-gato

 

 

 

5. Besar con la mirada

Si tu gato te mira fijamente a los ojos y parpadea lentamente quiere decir que te está besando. Bueno, es lo más parecido a lo que nosotros llamamos besar. Se trata de una forma de expresión que denota confianza y amor por la persona a la que va dirigida. Normalmente suele ir acompañada de varios parpadeos lentos. La primera vez que supimos el significado de ese suave aleteo de párpados, ¿imagináis qué hicimos? Pues sí, nos comimos al gato a besos :). Y es que, ¿quién puede resistirse a unos besos de gato? Nosotros desde luego que no.

parpadeo-de-gato

 

 

 

6. Como gato panza arriba

 

Rara vez se puede ver a un gato panza arriba, salvo si está durmiendo plácidamente. Se trata de una postura en la que el gato está claramente indefenso frente a todo. Si a esto le unimos el que nos deje acariciar su barriguita, denota una confianza ciega hacia nosotros. Bueno, hasta que se cansa de que le acaricies y salga corriendo o te muerda o te arañe. Cosa que también puede suceder.

Así que si de repente ves a tu gato ponerse panza arriba delante tuyo, no lo dudes, disfrútalo. Te está diciendo claramente “te quiero” con letras mayúsculas. Aprovecha para acariciarlo pero no olvides interpretar los golpes de su cola. Estos te avisarán de cuando es conveniente terminar con las caricias ;).

gato-panza-arriba

 

 

 

7. Contacto con tacto

 

Si se frota contra tus piernas como si no hubiera un mañana ten por seguro que tu gato te quiere. De esta forma también te está impregnando con su olor y de nuevo te pone la etiqueta de “admitido” en casa. Suelen hacerlo de forma que llegan a deslizar por tu pierna desde la cabeza hasta el rabo sin separarse de ti en ningún momento, e incluso llegando a enrollar la cola alrededor de la pierna. Es una forma muy parecida, sino igual, que la que ya mencionamos antes de arquear la espalda para ganar contacto con nosotros. Toda una declaración de intenciones con la que se crea así un vínculo muy fuerte con nuestro gato.

De esta forma, al llevar su olor, transmitimos calma y seguridad a nuestro minino cada vez que nos huele, de igual forma que hace con el resto de cosas de la casa. No estamos diciendo, por supuesto, que seamos lo mismo que un florero, sino que, como sabéis, para que un gato viva sin estrés todo tiene que estar “etiquetado” con su olor.

gato-frotar-piernas

 

 

 

8. Ronronéame otra vez

 

Una de las formas de expresión más universalmente conocidas de los gatos es el ronroneo. Éste suelen utilizarlo sólo en dos ocasiones, cuando están estresados y, sobre todo, cuando están a gusto. Si convives con gatos ya habrás escuchado como estos ronronean en la cama cuando acuden a despertarte. Sí, ese sonido que en ocasiones parece una lavadora, lo emiten cuando se encuentran en calma y relajados, cosa que sólo ocurre con las personas a las que quieren.

Así que ya sabes, si tienes dudas sobre si tu gato está a gusto contigo, existe un sonido que los delata. Acarícialo con dulzura y descubrirás una vibración felina que además, según diversos estudios, es beneficiosa para nuestro organismo. Se trata entonces de una simbiosis, algo así como dar amor para recibir amor ;).

gato-ronroneo

 

 

 

9. El efecto sombra

 

Si tu gato parece tu sombra estás de enhorabuena. Te quiere hasta el punto de disfrutar mucho de tu compañía y de no poder estar sin ti. Como es bien sabido, los gatos necesitan de su espacio, pero esto no significa que no nos quieran, ya que en algunos momentos del día necesitan de su independencia. Ahora bien, si el resto del día lo pasan pegados como lapas, moviéndose de habitación en habitación conforme lo hacemos nosotros, es señal de que somos para ellos especiales y de que existe una gran conexión entre ambos. Así que disfrutad de la compañía.

Evidentemente pensaréis que a la hora de comer siempre se suele dar este “efecto”, pero no nos referimos a ese momento del día. Son esos en los que la comida no tiene nada que ver en vuestra relación, esos en los que se tumba junto a nosotros y duerme plácidamente.

gato-sombra

 

 

 

10. Hora del baño

 

Suele pasar cuando tu gato está lamiéndose. Acercas tu mano y de repente te suelta un lametón como diciéndote “me parece que no te lavas tu mucho!”. En ocasiones al salir de la ducha te pide que le acerques la mano para poder lamerte los dedos. Otras veces, en la cama, te los lame hasta el punto de terminar mordiéndolos “cariñosamente”. Pues bien, sea donde sea, si tu gato te lame es una forma de decirte que eres parte de él, que te quiere, y es lo más parecido a un abrazo humano. Puede que resulte un poquito raro sentir esa lengua áspera lijando nuestra piel, pero es una de las formas más cercanas que tiene un gato de cuidarte y de mimarte. Deja que te limpie y siéntete querido por tu gato. No te creas que todo el mundo tiene el privilegio de ser lamido por un gato.

gato-ducha

 

 

 

11. Mordiscos que saben a gloria

 

Al igual que en el punto anterior en el que nos lamen, si tu gato te muerde es una forma “cariñosa” de expresar que nos quieren. Aún siendo un tanto dolorosa, podemos ver cómo éste interactúa igual con otros gatos de la familia e incluso con su madre. Se trata de una forma de socializar que sólo utiliza para la familia. Claro que los felinos suelen tener la piel más grueso que nosotros y no les duele igual. De todas formas, ten por seguro que si no pertenecieras a lo que ellos consideran su familia los mordiscos serían bastante más profundos ;).

mordiscos-de-gato

 

 

 

12. Cola adictos

 

Cuando tu gato te quiere lo expresa moviendo la cola lentamente en tu presencia. Mediante movimientos armónicos y sinuosos, y colocándola de manera vertical cuando se encuentre erguido. De esta forma nos demuestra su apego y aceptación. Por el contrario, si tu gato pega rabotazos, con movimientos enérgicos y rápidos, denota estar nervioso y alterado.

Cuando un gato está a gusto su cola siempre se moverá elegantemente. Buena señal para poder acariciarlo. En el caso de que la cola se agite bruscamente sería conveniente dejar de tocarlo, por lo menos hasta que se calme. Por todo esto podemos decir que uno de los principales signos de expresión del gato se encuentre en su cola.

cola-de-gato

 

 

 

13. Quien espera desespera

 

Si alguna vez has estado más de 24 horas sin ver a tu gato y a tu regreso éste te echa la bronca, te maulla como si te quisiera contar todo lo que te perdiste en tu ausencia o incluso lo notas un poco enfadado contigo, ¡felicidades! Tu gato te quiere y tu partida, aún siendo corta, le ha dolido. Te ha echado de menos y quiere que lo sepas. Probablemente te la tenga jurada por unas horas pero tarde o temprano sucumbirá ante tus caricias. No descartes algún maullido de reproche ya que, como bien sabes, se ha sentido abandonado y eso no está nada bien.

gato-enfadado

 

 

 

Antiguamente se creía que los gatos eran poco cariñosos y de un carácter más bien egoísta e independiente. Hoy en día, todavía hay mucha gente que sigue pensando de igual forma. El problema radicaba y radica en que suelen compararse a los gatos con los perros y con la forma que tienen estos últimos de demostrar su amor, más parecida a la manera en que lo hacemos nosotros. Menos mal que poco a poco y gracias a toda la información existente sobre el tema, se sabe que los gatos son capaces de dar el mismo o más amor por sus humanos. Sólo hace falta entenderlos.

Y hasta aquí las 12 + 1 formas de saber si tu gato te quiere. Suponemos que habrá alguna más pero creemos que estas son las más representativas. Si se os ocurre alguna otra no dudéis en compartirla con todos nosotros en los comentarios ;)

 

 

Miau

12 más 1 formas de saber si tu gato te quiere

Probablemente seas de los que ya sabes si tu gato te quiere o no, ya que es más que evidente que así es. O por lo menos eso crees, ya que tu gato siempre está contigo, te busca, se comunica, o bien, por el contrario, te suelta miradas penetrantes en un tono de "ni te...
Leer más

Test. Curiosidades sobre gatos: comportamiento

¿Cuánto sabes sobre gatos? Si convives con uno de ellos probablemente conocerás muchos de sus secretos. Pero lo cierto es que existen una serie de curiosidades sobre gatos que no son tan conocidas. Te presentamos un test que trata sobre el comportamiento de nuestros...
Leer más

Gatos viajeros, gatos aventureros

Todos sabemos lo independientes que son los gatos en general. Son animales a los que, de vez en cuando, les gusta tener su espacio y disfrutan pasando algún tiempo en soledad (normalmente durmiendo). Esta falta de dependencia hace que sean las mascotas ideales para la...
Leer más

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Suscríbete a nuestro blog

¡Gracias por suscribirte!